<<   Estructura Organizativa

Juan Ramón Molina

                                                                                                                                        

“Nací en el fondo azul de

las montañas hondureñas”

 

Dijo Juan Ramón Molina hace más de cien años

 

El 17 de abril de 1875 nació en la ciudad de Comayagüela el  notable poeta, narrador y periodista Juan Ramón Molina, cuya breve existencia de apenas 33 años ilumina con luz propia la vida intelectual del país; y si Álvaro Contreras exclamó por entonces -en referencia a nuestro héroe unionista-: “Suprimid el genio de Morazán, y habréis aniquilado el alma de la historia de Centro América”, de similar manera puede afirmarse -a propósito del gran poeta hondureño: “Ignorad la obra de Molina, y estaréis desconociendo al más inspirado cantor que ha producido Honduras.

 

En ocasión de conmemorarse el próximo 1o. de noviembre el primer centenario de su fallecimiento -ocurrido en El Salvador, en 1908-, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras acordó declarar “Año Académico Juan Ramón Molina”, al presente 2008, y desarrollar una serie de actividades en homenaje del autor de “Tierras, mares y cielos”, libro que en distintas ediciones y reimpresiones recoge gran parte de los cuentos, artículos y poemas escritos por él y publicados inicialmente en periódicos y revistas del istmo.

 

Con esa finalidad, se ha conformado un comité organizador, que coordina la vice rectora académica de la UNAH, Doctora Rutilia Calderón, y en el cual participan la Dirección de Cultura, la Editorial Universitaria, la Carrera de Letras, el Departamento de Arte, entre otras unidades de la UNAH, lo mismo que la Escuela pública que lleva el nombre de Molina y el Comité pro monumentos del poeta, que preside el periodista Mario Hernán Ramírez.

 

Las actividades incluyen conferencias, recitales, concursos, exposiciones, reimpresiones de su obra, una edición para niños y jóvenes, inauguración de la Plaza de la Cultura y colocación en dicho predio universitario de un busto de Molina, para culminar con un acto público solemne el viernes 31 de octubre en el auditorio central “Juan Lindo”.

 

La obra poética de Molina ha sido exaltada por escritores de la talla de Rubén Darío, Enrique González Martínez, Rafael Heliodoro Valle, Paulino Valladares, Miguel Ángel Asturias, Eliseo Pérez Cadalso, Oscar Acosta, Roberto Sosa, Pompeyo del Valle, Rigoberto Paredes, Julio Escoto, Humberto Rivera y Murillo, etc.

 

Asturias, Premio Nobel de Literatura, le llamó bondadosamente “poeta gemelo de Rubén Darío” y abogó por rescatarlo, para que “vuelva a estar presente su cepa tierna, aérea, vegetal, del trópico, tal como él lo presumía y lo dijo alguna vez:

 

                                   “Pero mi oscuro nombre las aguas del olvido

                                   no arrastrarán del todo; porque un desconocido

                                   poeta, a mi memoria permaneciendo fiel,

                                   recordará mis versos con noble simpatía…”

 

El periodista Paulino Valladares destacó siempre en Molina “su inteligencia y su vigorosa imaginación de poeta”, mientras que para Rigoberto Paredes “su obra y su muerte debieran ser pública fuente de indignación o (cuando menos) rabiante brote de conciencia para los poetas hondureños de hoy”.

 

Como prosista y periodista dejó también una obra admirable, mucha de la cual fue publicada en Guatemala en 1948, y en la que figuran interesantes apreciaciones de Molina sobre algunos de sus más destacados compatriotas. Dice, por ejemplo, de José Cecilio del Valle que era un “varón sabio e integérrimo, capaz de hablar un día seguido con Newton o Descartes”; de Morazán, que “tuvo la dicha de vivir como héroe y de morir como mártir, y a quien Bolívar le hubiese prestado su espada y el llanero Páez su bridón de batalla”. Cabañas, apunta “que nunca supo lo que significaba la voz miedo”, del Padre Reyes, que era “músico, poeta y erudito”; de Álvaro Contreras, “orador brillante, periodista rebelde y terrible”; de Ramón Rosa, “hombre de Estado, orador y escritor notable”; en fin, de Froylán Turcios -gran amigo suyo y compilador de sus escritos- indica que su frente denunciaba un “alero propicio para todas las aves del pensamiento”.

 

Es de esperar que con las actividades que ha programado la UNAH en memoria de Juan Ramón Molina, se fortalezca el interés de hondureños y hondureñas por este alto exponente de las letras nacionales y por una obra literaria de imperecedera hermosura y calidad.

 

  



 

    Buscar
    © Derechos Reservados UNAH 2007
    Dirección Ejecutiva de Gestion de Tecnología (DEGT)

    Blv Suyapa Ciudad Universitaria  F.M.  Tegucigalpa, M.D.C.   l   Tel: (504)232-2110

    metin2 pvp metin2 pvp serverler mt2 pvp metin2 pvp metin2 pvp serverler tatli tarifleri